La serenidad es paciencia

Practicar la serenidad es un ejercicio de paciencia con uno mismo.

Procura una propensión latente hacia el amor en pacífica lucha contra el odio que surge dentro de nosotros ante los que aparecen como enemigos.

Practicar La serenidad conlleva la necesidad de que haya un contento dentro de nosotros. Sin duda, la gente más paciente es portadora de una alegría íntima en su fuero interno.

La gente paciente resiste el rechazo y mantiene la calma que produce la serenidad.

La gente serena lo consigue ser mediante la práctica de no enfadarse ni con uno mismo ni con los demás.

La serenidad es paciencia y viceversa.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .