Fronteras

Las mayores fronteras están en las mentes de las personas y no les permiten imaginar un verdadero mundo nuevo ni aceptar ideas libres ni rechazar ideas perniciosas (y, a menudo, disfrazan una de la otra y viceversa).

Otras de las más grandes fronteras están en los corazones de las personas y no les permiten amar sin restricciones ni dejarse amar en la medida que el otro puede amar. Siempre imponiendo e imponiéndose modos de actuar y sentir que acaban por destruir la felicidad que anhelaban.

Ninguna de éstas fronteras existirán en nosotros si JAMÁS nos conformamos con lo poco que sabemos del mundo, la vida y las personas. Siempre debemos buscar la verdad de lo que acontece fuera y dentro de nosotros.

El que busca ya ha encontrado y el descubrimiento de algo mayor que ellos mismos es la frontera franqueada de los que, honestamente, se afanan a ello.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .