Manifiesto

¿Buscas la libertad?

¿Quieres la libertad?

La libertad eres tú, soy yo, es él. Y tu libertad termina donde empieza la de otro.

No pienses en ella como un valor absoluto: es un estado legal, un estado material, un estado moral e incluso un estado de percepción de la mente. La prueba de esto último es que hay pájaros enjaulados a los que les abren la puerta y no huyen volando

Un concepto tan intrincado que a unos se le aparece de una manera que es rechazada frontalmente por otros, y viceversa.

Un símbolo al cual nos atamos y que puede utilizarse para el bien o para el mal pues es causa y efecto del libre albedrío y que se azuza como un arma o un caramelo.

¿Buscas la libertad?

¿Quieres la libertad?

La libertad eres tú, soy yo, es él. Y tu libertad termina donde empieza la de otro.

Serás auténticamente libre cuando vivas libre de odio o rencor. Cuando vivas en la restricción de los deseos, de la multiplicidad de las pulsiones del egoísmo. Cuando veas a tus enemigos con ojos bondadosos tratando de entender las motivaciones que le impulsan a dañarte, comprendiendo sus condicionamientos como palanca para comprender los propios, cuando seas solidario cualesquiera que sean las circunstancias.

Entonces reconocerás los aires de la libertad. Cuando te darás cuenta de que TÚ MISMO eres tu mayor tirano; tu mayor enemigo; que anida dentro de ti una lucha sin cuartel entre tu razón, tu corazón y tu espíritu.

Cuando alcances éste objetivo tendrás un suelo fértil donde enraizarte y estar capacitado para, con la ayuda de los otros, construir una sociedad verdaderamente libre donde podamos llegar a recobrar lo que ya somos: SERES DIVINOS.

¿Quienes sois?

Las masas ilustradas.

¿Qué quereis?

El fin de la esclavitud, la violencia y el engaño masivo que conduce a los dos primeros.

¿Cómo lo conseguiréis?

Mediante la inevitable, necesaria e INCONDICIONAL COOPERACIÓN DE TODOS, independientemente de la convicción política, religiosa o científica de la que os hayan hecho prisioneros.

Este es un mensaje de NOSOTROS, LOS VERDADEROS DISIDENTES, LOS CUALES SOMOS PORTADORES DE UN MENSAJE DE VERDAD Y AMOR, DE LOS CUALES ME ERIJO EN LEGÍTIMO PORTAVOZ ÚNICAMENTE DURANTE TU LECTURA DE ESTE TEXTO.

Porque os amamos y porque hemos vivido, cabalmente, como hemos creído y moriremos como hemos vivido. Esto es, como servidores del prójimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .