Blasfemando contra el dios de los ateos

Ateísmo

(Gracias Tito Nosce por la foto)

¿Tienen dios los ateos? Aparentemente ésta parece una pregunta incongruente. No lo es.

Me explico. No es que le recen a nadie o quizás sí… Desde luego tienen sus lugares santos (Cabo Cañaveral o El CERN, aunque hay otros), tienen sus profetas (Hawking o Nietzsche, aunque hay otros), sus libros sagrados ( El Origen de las Especies, Los Elementos de Euclides, aunque hay otros), sus profecías (como las de Asimov o Clarke, aunque hay otras), su Cosmogonía y su Cosmovisión e incluso parecen dispuestos a encontrar su génesis particular (en éste punto coinciden en lo expresado por las religiones monoteístas con su pareja primordial o, en éste caso, el eslabón perdido).

Al fin y al cabo, el ateísmo surge como una respuesta política, más incluso que científica, para explicar el sentido de la vida y la sociedad, de lo sagrado (en éste caso, lo aleatorio en lo mecánico). Por éste motivo, es una posición estética antes que ética y, claramente, los ateos desprecian a los que no comparten su ideología de fondo: todo es una espontánea y constante evolución. Ésta evolución es progreso (tanto en lo materialmente existente, lo político, e incluso, en lo espiritual). Es común entre las más mediocres de las gentes que suscriben el ateísmo en considerar a los que no lo comparten con un afán de superioridad que les lleva a minusvalorar a cualquier tipo de creyente.

Supongo que de ése afán no se desprende más que tomar a uno mismo como medida de todas las cosas y colocar en el altar de la iglesia atea la experienciación de su propio raciocinio y su existir en lo más alto. Y, por supuesto, el engreimiento propio del que cree que sabe, y ha visto, más que suficiente para opinar.

No es casualidad que el pico de la adhesión social a la fe atea se sitúe en el triunfo de los valores individualistas del Relativismo Moral. Nada aporta a la persona la fe atea más que marasmo para el crecimiento personal y es causa en buena parte de la decadencia de valores en los que vivimos.

Y ahora la blasfemia: La Ciencia no podrá demostrar la existencia de Dios (ni su inexistencia): un paradigma se circunscribe a sus propios parámetros. Sólo la práctica religiosa puede descubrir la esencia divina tanto de lo humano como de lo supremo.

18 comentarios sobre “Blasfemando contra el dios de los ateos

      1. ¡Gracias!

        Soy ateo (i.e. no creo en Dios).

        Hay que distinguir entre tener admiración por algo y considerarlo sagrado; aquello que es sagrado tiene una relación con lo divino, y esto es lo que diferencia admirar las pirámides de Egipto y considerarlas sagradas. Y creo que esta diferencia debe ser particularmente importante para ustedes los creyentes, ya que creo que seria irrespetuoso decir que ustedes simplemete admiran la Biblia,

        Hablando de libros, la misma idea se extiende, y una forma facil de ilustrar es con un ejemplo: imagina que usted me regale una copia de “El origen de las especies” para que yo lo encienda en fuego, yo lo haria en un segundo sin remordimiento alguno. Lo mismo no ocurre con La Biblia. La diferencia es que yo admiro “El origen de las especies” pero no lo considero sagrado.

        Otra cosa que quiero resaltar es que el CERN, la biologia, las matemáticas, etc. no son (ni deben ser) de naturaleza atea.

        Hay otras cosas que podria mencionar pero debo despertame temprano mañana.

        ¡Hasta la próxima!

        Me gusta

  1. Gracias por continuar el hilo, Andrés

    Antes que nada, vaya por delante que no soy creyente ni practicante de ninguna religión monoteísta. Considero una herramienta indispensable la ciencia y soy admirador de filósofos, científicos, poetas, escritores, artistas, etc…

    Dicho esto, una de las bases de la ciencia es la falsabilidad. ¿Qué implicaciones tiene esto en la vida cotidiana? En primer lugar, que no se debe dar por definitiva ninguna teoría y considerar desde un punto escéptico cualquiera de ellas.Con respecto a la idea de Dios, desde mi punto de vista, significa adoptar el agnosticismo puesto que no se ha demostrado su inexistencia ni lo contrario. Muchos científicos y filósofos que mantenían una relación de proximidad en su vida diaria e íntima con la religión postulaban el agnosticismo como una convicción moral.

    En cuanto a la idea de sagrado, es algo inherente al ser humano. No se puede evitar. En el momento en que consideras una idea como algo superior e indiscutible la estás sacralizando de manera natural e insoslayable. Es parte de nuestra naturaleza.

    Por lo que me parece entender, existe una proyección de la moral religiosa en la moral científica y esto se ve en cuanto que se legisla e imponen las validaciones de la moral científica en la sociedad. Un ejemplo sería el aborto.

    El hecho, de que quemarías un libro sin remordimiento alguno. Me parece producto del Relativismo Moral imperante. Todo es relativo, no hay verdad. Evidentemente, quemar un libro no es como quemar a una persona pero quemar un libro sí que equivale a quemar cualquier otro. Lo admires o no, es el trabajo y esfuerzo de alguien, su mensaje al mundo y todas las opiniones deben ser recibidas (aunque no adoptadas). Sé que en realidad no quemarías ningún libro y que lo has puesto como ejemplo pero el hecho de que te parezca plausible indica lo que explico

    Gracias por participar. Has inaugurado el blog. Regresa siempre que quieras.

    Me gusta

    1. ¡Hola!

      Creo, y corrigeme si me equivoco, que has dicho que algo sagrado es algo que se considera superior e indiscutible, basicamente has postulado una definición de lo que significa la palabra «sagrado». Ahi es donde comienza el problema fundamental de nuestra conversación: estamos usando definiciones diferentes para la misma palabra.

      En mi opinión, has diluido la definición de la palabra «sagrado» a tal punto que esta ha perdido su esencia original. No solo eso, yo no puedo encontrar un ejemplo de algo que yo considere indiscutible, por consiguiente no puedo encontrar un ejemplo de algo que encaje dentro de tu definición de «sagrado» para mi.

      Por cierto una pregunta curiosa (y honesta): ¿que cosa es sagrada para ti?

      Después de releer mi comentario anterior, me he dado cuenta que me he expresado muy pobremente, me disculpo por ello. En el ejemplo de quemar La Biblia vs quemar “El origen de las especies”, mi opinión es que yo (como ateo) no tengo problemas quemando una copia de “El origen de las especies”, mientras que un cristiano posiblemente tenga problemas quemando una copia de la Biblia. El punto de el ejemplo es basicamente trazar las diferencias entre considerar a algo “admirable” y considerar a algo “sagrado”.

      En mi comentario original, dijé la –copia– de un libro, y quiero extender la misma idea aquí, cuando quemas la copia de un libro privadamente, tu no estás afectando de ninguna manera a su autor original, entonces, todo la cuestión es amoral.

      ¡Un placer ser parte de la innaguración del blog!

      Me gusta

      1. Hola Andrés, de nuevo

        Ciertamente, a la palabra sagrado se le atribuye cierta relación con Dios. También con la “divinidad”

        Ésta segunda acepción no es baladí. Existe una tendencia en cada cultura, en nuestro caso la occidental (filosóficamente greco-romana y judeocristiana) a considerar, nombrar o atribuir a las ideas y su semántica con los rasgos de sus propias concepciones sin que se percaten de el error de ésa proyección.

        Me explico. No todas las religiones se basan en los mismos mecanismos

        Por ejemplo en el Panteísmo. La naturaleza y el universo se consideran divinos pero no se consideran un dios. En éste caso, al universo y la naturaleza se le atribuye algo así como una entidad primigenia. No hay Dios. Sin embargo, todo es divino en tanto su EXISTENCIA. Algo así como un principio del mundo (y el universo). El universo es sagrado en tanto su inmanencia y divino en tanto a eso (pero no son Dios). La palabra Panteísmo es occidental (habría que ver como se denominan ellos mismos)

        En el Animismo, se piensa que todo tiene consciencia, Son Politeístas. Sin embargo el hecho fundamental es otra vez la inmanencia pero ésta vez del ESPÍRITU o la vida, que es lo sagrado.

        Otro caso es en el Budismo. El Dharma (conjunto de enseñanzas y camino de vida) se consideran sagrados. No hay Dios, ni dioses (aunque creen en el Panteón hindú) que expliquen la existencia del Dharma. Esta vez hay que recurrir a la forma en que se comprende el mundo, en como son las cosas realmente; en la forma esencial de la Talidad, en como está construída y en como puede ser desentrañada. Es el caso más evidente que explica mi definición de sagrado en algo superior e indiscutible puesto que un Dios o unas dioses, de los que no se niega su existencia, se refuta que sean necesarios para alcanzar la felicidad. Lo divino es el bien, el amor, la compasión y la sabiduría que hace ver la realidad tal cual es y el camino recto para alcanzarlo. En éste caso es sagrada tanto la FILOSOFÍA que lo explica como la existencia de ella (y su puesta en PRÁCTICA)

        Como ves, perderse entre definiciones de diccionario no siempre resulta. En realidad sólo es una guía. Un definición de sagrado no tiene por qué contener la idea de Dios, ni siquiera la de divinidad (como en el Budismo). Por eso, aunque sea expresado de un modo muy pedestre pienso que sagrado es algo supremo e indiscutible y, podría añadir, al que se le otorga veneración y respeto,y que rige como una directriz la vida humana.

        Quizás lo que deberías revisar son las connotaciones que sugieren en ti la palabra sagrado o divino puesto que por tus palabras me da que las experimentas con rechazo.

        Tener una mente abierta tiene más que ver con ACEPTAR EN ENTRAR A VALORAR TODAS LAS IDEAS DE MANERA IMPARCIAL Y SOPESAR SU EXPERIMENTACIÓN (y tanto da que al final se acepten o rechacen pues depende de la sensibilidad y juicio del observador) que con aceptar o rechazar ideas por modernas o retrógradas (que pertenece a un sesgo cognitivo de un juicio de valor).

        En cuanto al tema de la quema de libros… no veo por qué una persona quemaría algo que le resulte agradable o bueno. Si quieres quemar El Origen de la Especies, adelante… A Darwin no le harás ningún mal. Quizás si lo hubieses regalado a un joven estudiante habrías originado un futuro científico. Ninguna acción es superflua. Todas tienen consecuencias. En cualquier caso, yo creo que a prácticamente todos los que amamos la lectura no les gustará que lo quemes y…. muy probablemente no te ganarás su admiración precisamente, lo consideren o no sagrado, admirable o fallido. A un fundamentalista sí, tanto religioso como científico, si quemas su literatura o la contraria pues ya sabes….

        Qué considero yo sagrado…. Tantas cosas que necesitaría mucho más espacio que éste comentario…. Quizás haga algún día un post sobre eso…permanezcan atentos a sus pantallas…

        Gracias por participar. Ojalá que gane un lector!

        Me gusta

  2. ¡Hola!

    Estoy muy de acuerdo con usted en cuanto a su visión de el significado de las palabras y el rol del diccionario en su definición.

    Sin embargo, el proposito del lenguage es llegar a un entendimiento. Y el entendiemiento solo es posible si las personas implicadas en la conversación comparten las mismas definiciones de lo que significan cada una de las palabras usadas.

    Habiendo dicho esto a partir de ahora utilizaré su definición para demostrar incongruencias en el artículo:

    El artículo inicia con una simple pregunta “¿tienen dios los ateos?”, y en el párrafo que le sigue, el artículo amplía la idea sugiriendo que los ateos tenemos lugares, libros y profesias sagradas, marcando una clara relación entre “el dios de los ateos” y el hecho de que los ateos tenemos elementos sagrados.

    Si usamos tu definición donde la palabra «sagrado» no tiene relación con lo divino, entonces, seria completamente irrelevante el hecho de que nosotros tenemos elementos «sagrados» ya que eso no implica a ningún Dios.

    Por otra parte, a mi no me causa molestia alguna la palabra sagrado (o divinidad), mi enfoque es enteramente filosófico (la validez del argumento presentado). Perdón si a veces mis palabras suenan asperas, el tono en que las pienso, prometo, es más suave.

    Me gusta

    1. A ver….

      Las figuras retóricas literarias se usan para conferir potencia a un texto. En éste caso, lo que viene después de “¿Tienen Dios los ateos? se llama analogía. Mi intención es persuadir al lector de que existe un paralelismo entre el pensamiento religioso y el científico en el universo simbólico, que elabora, aprehende y experimenta el mundo, en la mente de las personas. Puedes estar o no de acuerdo, es tu idea y la respeto. Tampoco escribo éste blog para convencer a nadie puesto que “cuenta la leyenda que alguien convenció a alguien alguna vez de algo”…. por lo menos mientras no salga en prime time…..

      En cuanto a la definición que doy…. Te he dado tres ejemplos de religiones en que lo divino o sagrado no tiene relación con un Dios pero sí que consideran los aspectos de sus creencias en relación a lo sagrado y divino. Incluso había una en que lo sagrado o divino o como quieras llamarlo era la filosofía misma. Entonces… no veo la incongruencia en considerar que todo lo que gira alrededor del cientifismo tenga la misma carga ideológica, semántica y de fe que el de una religión. No veo contradicción sino una posibilidad más. Al final, las experiencias humanas son limitadas y todos nos parecemos más de lo que nos gustaría asumir. Las tradiciones históricas de pensamiento no son infinitas y evolucionan lentamente. Religiosos y ateos tienen más puntos de contacto en su escala de creencias de lo que creen.

      ¿Irrelevante? De hecho, mientras tú y yo nos enviamos comentarios que no van a cambiar el mundo, se desarrollan los aspectos religiosos del cientifismo como puede ser el caso del Dataísmo y el Transhumanismo…..

      De hecho, sí creo que te molesta que haya conectado lo sagrado con lo científico. Ahora hace falta que te des cuenta tú……………………. xd

      Me gusta

      1. ¡Hola!

        Voy a serle franco, duramente franco, ha usado uno de los pocos argumentos que me incomodan, he bautizado a ese argumento “el argumento del leedor de mentes” y es cuando el interlocutor argumenta saber lo que yo pienso/siento. Usted incluso utiliza el argumento a afirmar que usted sabes lo que yo siento y yo no.

        Habiendo dicho eso, vamos al grano. Ya la evalución filosófica de su argumento ha culminado, no estoy interesado en discutir interpretaciones literarias de su artículo, me parece obvio que la intención del texto original está clara.

        Voy a terminar con dos observaciónes:

        Su interpretación actual es demaciado general. Podemos virtualmente encontrar “paralelismos” en cualquier actividad humana, lo que me hace preguntarme ¿y que importa que haya un paralelismo tan insignificante entre todas las actividades humanas?

        Su definición de «sagrado» es un producto homeopático, según sus adeptos sirve para todo, pero está tan diluido que al final no sirve para nada.

        Me gusta

      2. El otro problema es que el paralelismo solo existe en el segundo párrafo (supuestamente las religiones y los ateos tienen elementos sagrados), la desconexión entre la pregunta inicial y el párrafo siguiente sigue vigente.

        Imagina el siguiente mini-artículo:

        “¿Ponen huevos los humanos? parece una pregunta ilógica…

        Los humanos tienen esqueletos, tienen corazones, y tienen extremidades.”

        Como ves el segundo «párrafo» presenta paralelismos entre los animals oviparos y los humanos, pero la pregunta inicial y el párrafo que le sigue no tienen enlace alguno. El párrafo solo puede crear una conexión si se asume que los esqueletos, los corazones y las extremidades son elementos únicos de los animales oviparos.

        Me gusta

    1. Es una broma de un programa de televisión que se llamaba Crónicas Marcianas de un canal de España (de donde yo soy)

      LA verdad es que no sé qué responderte… empiezo las respuestas y… no me gustan como se desarrollan y acaban….

      Me da la impresión que en cuestiones de fe eres un ateo fundamentalista que no va a entrar a tratar de valorar y debatir nada. No vamos a llegar a ningún entedimiento puesto que sólo insistes machachonamente con tus pareceres (y no creo que sea porque no me haya esforzado) y esto va a ser un tira y afloja en un intercambio de mensajes estéril que va a acabar mal. Prefiero abstenerme.

      En la vida no todo es blanco y negro, Andrés. Ni está todo inventado. La historia del conocimiento todavía está en evolución

      Hay otros post en el blog. Espero que te gusten

      Un saludo!

      Me gusta

      1. ¡Hola!

        Admito que tampoco se como defenderme de tus quasi-insultos “ateo fundamentalista”, “enfadado”, “confundido” y (talvez) “mente cerrada”. Todos ellos postulados como opiniones (¿o pareceres?) con muy pocos fundamentos.

        Estoy de acuerdo, la conversación será poco fructifera, pero le pido al lector de estos comentarios que lea la discusión criticamente y que llegue a sus propias conclusiones.

        Me gusta

      2. Mira Andrés, no es una cuestión de que no sepa defenderme si no de la intensidad a la que has llevado lo que comenzó como un debate y acabó como un conato de tensa discusión. Y me parece también que me es imposible no molestarme cuando alguien me diga en mi casa qué debo hacer (aunque el blog sea público). Y un ejemplo de esto es “el culminamiento de su razonamiento ha acabado”. Aunque ya el tono era más que áspero, intimidatorio…y seguía…

        Dicho esto… ya que demuestras ser tan suspicaz como para que te parezca un quasi-insulto que te digan enfadado pues entonces, ya que tienes la piel tan fina, prefiero contestarte intentando que no te sientas ignorado (aunque llevo cavilando todo el día si va a ser un error seguir con el tira y afloja)

        Te pido disculpas si te ha sonado grosero lo de fundamentalista ateo. Aunque me ha dado la impresión que eres de nacimiento en América Latina veo que has interiorizado y que ha calado en ti lo “políticamente correcto” y sigues la moda imperante de cogérsela con papel de fumar. Cambiaré las palabras y diré que eres un “ateo convencido y activista”. Espero que te sientas más identificado y digno de tu merecer dado que en el e-mail que has utilizado para comentar aparece la palabra ateo

        En cuanto a lo de cerrado de mente. Esas cosas me parecen a mí que se ven más en la vida diaria que en una declaración de principios. Aunque también. No te conozco y no era mi intención que te sintieras juzgado. Pretendía compartir uno de mis valores fundamentales con los que trato de estar sentado en el mundo. Puede ser que no lo introdujera en la conversación adecuadamente. De hecho alguna vez me han acusado de pontificar

        En cuanto a confundido, no veo esa palabra en ningún comentario…. Te revelaré que el hecho de que se produzca un debate ya presupone que alguien lo está. Quizás te traiciona el subconsciente… xd

        No leo mentes. Aunque uno se retrata con las palabras que utiliza

        Si quieres contestar el comentario, te lo voy a publicar. No lo haré si traspasas el límite de Troll Amable al que has llegado. Y esto sí es un epíteto y te lo digo con cariño. Te confesaré que soy una persona que convive con el tremendo error y el peliagudo acierto de encariñarse con cualquiera en 5 minutos.

        Me alegra mucho que participes y siempre serás bienvenido

        Este blog tiene el lema “Filosofía barata”. Esto es una expresión española que significa pensamientos de muy baja calidad. Estoy sujeto a cualquier error. Soy humano. Lo que no soy es tan gilipollas de ponerme a discutir con nadie cuando no va a ser para un cambio significativo en algún ámbito. Lo escribo para divertirme no para lucirme. Para compartir experiencias y conocer más el mundo, etc…

        Que tengas un buen día

        Me gusta

  3. ¡Hola!

    Nunca dije que su razonamiento habia acabado, discúlpeme por el malentendido (en el siguiente párrafo me explico).

    Cuando dije que la evaluación filosófica habia concluido estaba refiriendome a mi parte de la discusión, veras, desde mi punto de vista usted ha presentado un argumento filosófico (el artículo) y yo estoy haciendo una evaluación filosófica de su argumento (estoy examinando la veracidad de su argumento), como cualquier pensador crítico deberia cuando escucha un argumento que contradice sus creencias. Mi evaluación terminó porque yo no estoy interesado en evaluar su argumento de manera literaria (aunque admito que en uno de mis comentarios hice exactamente eso).

    En conclusión, mi intención nunca fue exhigirle que haga (o deje de hacer) algo.

    En cuanto a los “quasi-insultos”, no es que me sentí ofendido por sus declaraciones, sino que geniunamente no se como responder a que alguien me acuse de ateo fundamentalista: devolver el insulto hara la conversación menos productiva y negar la afirmación tampoco parece tener una conclusión positiva.

    Por cierto, cuando dije confundido me refiero a cuando usted dijo que yo no sabia lo que sentia (¿quizas otro adjetivo hubiera resultado más claro?).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .